611 44 90 59Contáctanos

Estas circunstancias pueden ser algo vergonzosas y difíciles de gestionar para muchos hombres. Sin embargo, la impotencia por ansiedad es una de las principales causas de disfunción eréctil entre varones jóvenes y por ello, queremos profundizar en las causas y soluciones de las mismas.

Existen muchos factores que pueden generar esta temida impotencia sexual. Desde Xarma, queremos ofrecer información sobre este tema espinoso, que se ha convertido en algo tan difícil de gestionar para muchos hombres, especialmente si esta condición es de origen psicológico.

¿Qué factores pueden causar impotencia?

Empecemos por definir qué es la disfunción eréctil. Se trata de una condición masculina  persistente que impide que el individuo, consiga o sostenga, una erección que le permita mantener una relación sexual satisfactoria.

A continuación, pasaremos a explicar cuáles son las causas más comunes y haremos una clara clasificación entre los factores físicos y los factores psicológicos que generan disfunción eréctil.

Aspectos físicos que causan impotencia

La impotencia masculina persistente suele tener un origen físico, especialmente con el paso de los años. Nuestro cuerpo deja de responder tal y como lo hacía y esto tan solo se debe a que tenemos ciertos problemas de salud o malos hábitos.

  • Esta patología puede tener un origen vascular. Las personas que sufren de hipertensión arterial, diabetes, algunas enfermedades cardíacas o un aumento de los niveles de colesterol, podrán sufrir problemas de disfunción eréctil.
  • Las lesiones en la medula espinal o la esclerosis múltiple son patologías neurológicas que también pueden generar impotencia en el sexo masculino. Incluso algunos desequilibrios hormonales pueden desencadenar esta condición.
  • Por último, este trastorno puede tener un origen farmacológico. Existen muchos medicamentos que como efecto secundario pueden disminuir la capacidad de tener o mantener una erección. Estos fármacos específicos suelen tratar la hipertensión, los problemas de corazón y los trastornos psiquiátricos.

disfunción-eréctil

Aspectos psicológicos que causan impotencia

Como mencionamos con anterioridad, la disfunción eréctil aparece con mayor frecuencia en personas mayores, entre los 40 y 70 años. Sin embargo, cada vez es más común la prevalencia de esta condición en hombres jóvenes, cuyo origen suele ser psicológico.

La impotencia por ansiedad, por estrés o incluso por falta de educación sexual están al orden del día, y esto son solo algunos de los problemas, la lista podría ser infinita. Muchas de estas problemáticas salen ahora a la luz porque años atrás este ha sido un tema controversial, del que no se solía hablar y mucho menos con un desconocido.

Sin embargo, con el paso de los años este tema ha dejado de ser  “tabú”, lo cual está permitiendo que los hombres sean capaces de hablar de su problema, gestionarlo y con la ayuda de un experto  ponerle solución.

A continuación, hablaremos de algunas de las condiciones psicológicas más comunes que pueden llegar a incapacitar sexualmente al hombre.

  • La impotencia por ansiedad

La ansiedad puede llegar a desencadenar disfunción eréctil en el sexo masculino de dos formas distintas.En primer lugar, la ansiedad prolongada puede hacer que nuestro deseo sexual disminuya y en consecuencia, nuestra vida sexual se verá afectada.

En segundo lugar, el individuo puede generar impotencia por ansiedad cuando se siente preocupado en exceso por su rendimiento sexual. Esto puede ser a consecuencia de alguna mala experiencia previa que le hace sentirse inseguro sobre sí mismo.

El individuo tiende a pensar que se va a repetir la misma situación, por lo que esta acaba por repetirse. Las falsas expectativas creadas y difundidas a nivel sexual por los medios y redes han pasado a ser un problema real con consecuencias físicas que se tratan en la mayoría de los gabinetes psicológicos.

Sin embargo, hemos de aclarar que no todas las personas que sufren ansiedad tienen problemas de impotencia sexual.  

  • La impotencia por estrés

El estrés también es un desencadenante de la impotencia sexual masculina. Las personas que tienden a soportar un alto nivel de estrés cada día, ya sea por el trabajo o por alguna circunstancia familiar, suele encontrarse constantemente desanimado o con falta de vitalidad.

Hemos de tener en cuenta que para que se produzca una erección, el cerebro debe estar estimulado, de forma que le envíe esta  información al cuerpo, el cual deberá reaccionar acorde al mensaje enviado. Todo este proceso se entorpecerá si la persona no cuenta con vitalidad o tiene problemas para concentrarse.

  • La impotencia por depresión

El individuo que padece depresión, generalmente, ha perdido el interés por las actividades que antes le apasionaban e incluso puede que deje de sentirse vinculado a las personas que antes eran muy importantes para él. Entre estas actividades se encuentra el sexo, el cual le será algo indiferente. Como consecuencia, su libido estará baja a menudo y en los momentos de acción, la disfunción eréctil también puede ser frecuente.

problemas-de-erección-a-los-50

Las soluciones a la impotencia por ansiedad

A continuación, platearemos una serie de consejos que te ayudarán a combatir la impotencia por ansiedad. Te recomendamos que los sigas y des los primeros pasos para recuperar tu bienestar sexual.

Haz ejercicio regularmente, como solución a la impotencia por ansiedad

Uno de los grandes aliados para combatir la ansiedad es el ejercicio. Una rutina adecuada que puedas compaginar con tu día a día te será de gran ayuda. El deporte a largo plazo genera un incremento de noradrenalina y de serotonina, lo que contribuirá a mejorar nuestro estado de ánimo y a mantener a raya nuestra ansiedad.

La práctica de meditación también te será muy útil si sufres impotencia por ansiedad. Esta técnica ha demostrado ser útil gracias al control de la respiración que nos proporciona.

Acude a un experto, como solución a la impotencia por ansiedad

La opinión  de un experto siempre será la mejor opción. En el caso de que consideres que la ansiedad está paralizando tu vida y se interpone en tu día a día, te recomendamos que acudas a un psicólogo o psiquiatra.

Si este no es tu caso, pero aun así estás teniendo dificultades sexuales, ya sea solo o en pareja, te recomendamos que acudas a un sexólogo o a algún otro experto del sector.

Desde Xarma, sabemos que muchos de los problemas que tenemos en la cama, provienen de nuestra mente. Es por ello por lo que sabemos que un profesional de la sexología puede ser justo lo que necesitas.

Si este es tu caso, ponte en contacto con nosotros para conseguir más información sobre la  educación sexual y la terapia sexológica. No permitas que la impotencia por ansiedad acabe con tu vida sexual.

 

Articulos relacionados

Deja un comentario